Accesibilidad Noticias sindicadas Facebook Youtube Twitter Flickr
volver atrás inicio avanzar

La Palma del Condado

Visitas: 25300
 
Compartir

Ubicación

La Palma del Condado ocupa el centro geográfico de la campiña de Huelva en la Comarca del Condado. Cabecera de Partido Judicial, su posición estratégica permite disfrutar de las estribaciones de Sierra Morena, al norte, de las playas de la Costa de la Luz al sur, o realizar una escapada a la vecina Portugal por el oeste.

El término municipal posee una extensión de 6.039 hectáreas, con una altura sobre el nivel del mar de 94 m. Presenta un clima benigno y agradable la mayor parte del año, con una temperatura media anual de 19oC. Dispone de unas importantes vías de comunicación que facilitan su acceso: la autopista del Quinto Centenario, la Carretera A-493 y la estación de ferrocarril que une Sevilla y Huelva. La población cuenta con más de diez mil habitantes y reciben el gentilicio de “palmerinos”.

En su paisaje natural destaca la presencia del río Tinto, declarado Paisaje protegido, y de su afluente el Corumbel, con el embalse donde se puede practicar la pesca.

Reseña Histórica Breve

Los primeros asentamientos de La Palma han sido hallados en las formaciones de dunas fósiles enclavadas en la parte más meridional del territorio municipal. A 1 km al suroeste de la población se sitúa el Cabezo de la Molina, posible núcleo durante el Calcolítico y principios del Bronce.

De época romana han aparecido en varias fincas, como El Chabuco o El Garabato, abundantes restos de vasijas cerámicas, ladrillos y sillares, y una necrópolis con sepulturas en lo alto de un cerro.

Cuando los cristianos tomaron Niebla bajo el reinado de Alfonso X en 1262, La Palma entra a formar parte de su alfoz, y desde 1350 se documenta la institución de la villa palmerina como señorío propio e independiente sujeto al linaje sevillano de los Pérez de Guzmán. De poco más tarde data la Carta de Privilegio que concedía a la villa una feria en los primeros quince días de septiembre, otorgada por el monarca Enrique III el Doliente el 20 de diciembre de 1398 y conservada en el Archivo Municipal. Fue a petición de la entonces Señora de La Palma, Dña. Elvira de Ayala -hija del Canciller Pero López de Ayala, autor de obras como Rimado de Palacio-. Su celebración desde entonces hasta nuestros días ha sido ininterrumpida.

Entrado el siglo XVI, durante un breve período, el señorío perteneció a la Casa Ducal de Medina Sidonia, a Dña. Leonor de Guzmán, pero pronto fue vendida a Don Diego Colón, hijo del descubridor de las Indias, quien en 1519, a su vez, la revierte al linaje de los Alcázar.

En función de recaudador de tributos para la Corona, es reseñable mencionar la presencia en La Palma un 25 de julio de 1593 de Don Miguel de Cervantes Saavedra, quien dejó para la historia local su rúbrica en el Acta Capitular de ese día.

Con la familia de los Alcázar como señores se consolidan las bases económicas y sociales de la villa, y se configuran el urbanismo y los elementos conformadores de su patrimonio histórico y artístico. Sus descendientes poseyeron el señorío hasta que fue abolido por las Cortes de Cádiz en 1811.

La crisis de la filoxera en Francia y el norte de España convierte a La Palma desde el último cuarto del siglo XIX en el centro vinícola de la Comarca, con importantes firmas bodegueras que abastecerán las demandas nacionales e internacionales y se convertirán en el eje del desarrollo económico de la población.
Ya en el siglo XX, la crisis económica de los años treinta provoca el retroceso del sector vinícola, pero todavía se pueden degustar un buen vino y unos inmejorables brandies en la sacristía de las bodegas.

Las perspectivas de crecimiento de la ciudad hoy se ratifican con el aumento de la población y un despegue económico que augura un prometedor futuro para las nuevas generaciones.

Patrimonio Cultural y Artístico

La Palma del Condado es una ciudad para conocerla y disfrutarla. Su belleza atrae las miradas hacia el más mínimo detalle. El casco urbano tiene forma de estrella, surge en el punto de intersección de dos caminos, con un núcleo consolidado y concentrado en torno al templo parroquial, que armoniza el área más antigua de la ciudad. Este casco antiguo de La Palma del Condado está declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico, presidido por su Plaza de España y una serie de edificaciones que, junto a la Iglesia de San Juan Bautista y su alta torre, conforman el centro del que emana el resto de calles y plazas.

El recorrido por el patrimonio artístico es muy amplio, comenzando por la citada Iglesia parroquial de San Juan Bautista, templo de equilibrada fisonomía e ilustre ejemplo de la arquitectura barroca andaluza del s. XVIII.

La Ermita del Valle, declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, donde recibe culto Ntra. Sra. del Valle, Patrona de la ciudad, es de finales del s. XV, de estilo mudéjar y fusiona elementos arquitectónicos tomados de la tradición árabe y cristiana. La Capilla Mayor presenta los rasgos característicos de una qubba islámica.
Para proteger a los vecinos de las epidemias, se construyó a principios del s. XVI la Ermita de San Sebastián. De tres naves, suscitan interés sus pilares poligonales.

El patrimonio religioso se completa con el Convento de Ntra. Sra. del Carmen (finales s. XIX), Hermanas de la Cruz (mediados del s. XX); la Iglesia del Salvador (1969); la Capilla de la Santa Cruz de la Calle Sevilla (1970) y la Capilla de la Santa Cruz de la Calle Cabo (1974).

El Ayuntamiento se ubica en la Casa de Tirado, casa-palacio edificada en 1842 por encargo de Manuel Tirado, de clara factura neoclásica. Otros edificios civiles, de recreo o industriales son: la Casa del Diezmo, restaurada para funciones culturales, aún hoy conserva la estructura primitiva para almacenar grano, que data del s. XVI; el Palacio del Señorío (s. XVI); la Casa de los Arcos (s. XVI); el Casino de estilo colonial (finales del s. XIX); la estación de Ferrocarril (1880) o la antigua Casa Consistorial (1929).

Pero para sentir el trasiego y el alma de La Palma no hay que perder la línea que separa el cielo de sus casas, señoriales o de labor, con gárgolas de fantasía onírica, rejas de motivos vegetales, ornamentales o con el justo diseño que el herrero trazó para no desdecir de la ventana o balcón contiguos. El encalado de las fachadas es la nota característica, aunque el ladrillo se asoma sin pudor en zócalos y compitiendo con la cal, ofreciendo muestras como el alzado de la casa realizado bajo la dirección de Aníbal González.

Si las calles y casas atraen, no provocan menor atractivo las plazas como la del Rocío, que la preside un templete de estilo regionalista que acoge en su interior una imagen de la Divina Pastora (1927); la monumental plaza de España, de la Magdalena o del Corazón de Jesús.

Fiestas y Tradiciones

Este entorno urbano acoge y sirve de marco a la expresión popular que se manifiesta en las tradiciones y fiestas anuales, coincidiendo el ciclo principalmente con el renacer de la primavera y la vendimia de los campos. La Semana Santa muestra la religiosidad y el respeto ante las escenas de la Pasión que reproducen las cofradías que realizan su estación de penitencia (Stmo. Cristo del Perdón -Domingo de Ramos-, Jesús Cautivo -Martes Santo-, Nuestro Padre Jesús Nazareno -viernes de madrugada- y Santo Entierro -tarde de Viernes Santo-); aunque los cinco sentidos los pone La Palma en las Cruces de Mayo, la Santa Cruz de la Calle Sevilla y la Santa Cruz de la Calle Cabo. Los romeritos con caballos, charrets, carriolas y artísticas carrozas exhiben en su recorrido imágenes de gran plasticidad.

En la madrugada del 15 al 16 de agosto procesiona Ntra. Sra. del Valle, Excelsa Patrona y Alcaldesa Perpetua de la ciudad, cumpliendo así el antiguo voto contraído por los Cabildos secular y eclesiástico de celebrar a perpetuidad el Rosario de Doce. Las voces del Coro de campanilleros van recordando el milagro de la Virgen. Esa noche no duerme La Palma.
Y ya en septiembre, se celebra la Real Feria de La Palma y la Fiesta de la Vendimia del Condado, declaradas de Interés Turístico en 1972. Sus más de seis siglos la convierten en una de las ferias más antiguas de España.

Recursos Económicos y Sociales

Son la agricultura y la producción de vino.

Gastronomía

Por toda la localidad hay lugares para tapear o degustar los platos elaborados de una cocina de vanguardia. La chacina de la Sierra, los pescados y mariscos de la costa, o las peculiares “habas con poleo” (que poseen en el mes de abril una Muestra de degustación), no faltan en una gastronomía acompañada por los vinos y vinagres adscritos al Consejo Regulador de la D. O. Condado de Huelva y Vinagre del Condado de Huelva. Asimismo, también se elaboran brandies de gran calidad. La visita a las bodegas es una parada obligada.
La artesanía está muy presente en La Palma. Se fabrican cirios y se pueden adquirir los típicos tamboriles que se tocan en las romerías de la provincia. Otras firmas artesanales se dedican a la fabricación de mosaicos hidráulicos y al trabajo del cuero.

Logotipo de Diputación
Diputación Provincial de Huelva
Avda. Martín Alonso Pinzón 9 | 21003 Huelva | 959 49 46 00
Sede Electrónica | Intranet | RSS | Mapa Web | Canal Ciudadano | Requisitos